Centro de formación

Atrás

Fertilizantes orgánicos para la producción de cultivos

Versión PDF de este texto: Fertilizantes orgánicos para la producción de cultivos

Tomates orgánicos de invernadero

A medida que aumenta el interés en los métodos orgánicos de invernadero para la producción de plantas, también ha aumentado la necesidad de fertilizantes orgánicos viables. Antiguamente, las opciones de fertilizantes orgánicos consistían en fuentes simples de subproductos animales o vegetales que variaban en cuanto al análisis, liberación y calidad de nutrientes, de origen en origen y de lote en lote. Hoy, los fabricantes entregan una gran variedad de fertilizantes orgánicos que son uniformes de un lote a otro, en cuanto al análisis y liberación de nutrientes. Esta consistencia se ha logrado a través de la mejora de los procesos de fabricación y las especificaciones de la fórmula. Los productos orgánicos ahora están disponibles como compuestos de varios materiales orgánicos, lo que ayuda a obtener análisis de nutrientes más equilibrados.

¿Qué cambios en las practicas culturales ocasionan los fertilizantes orgánicos?

Fertilización orgánica totalmente controlada

Aunque el proceso es más complicado, es posible obtener los nutrientes adecuados de fuentes orgánicas, pero se requiere de un manejo más cuidadoso y creativo. Antiguamente, ninguna fuente simple de fertilizantes orgánicos proporcionaba todos los elementos esenciales requeridos; por lo tanto, se debía idear una combinación de materiales orgánicos.

Incluso con estos adelantos, el manejo de la fertilidad es más desafiante cuando se usan fertilizantes orgánicos que con los fertilizantes convencionales. Hay varias razones para esto, comenzando con el desafío de conocer la cantidad de nitrógeno (N) aplicada, la proporción de nitrógeno liberada del material orgánico y cómo se ajusta al requerimiento nutricional de las plantas. El nitrógeno es el elemento más importante y con más posibilidades de ser abatido en la producción tradicional y orgánica.

En la mayoría de los fertilizantes químicos inorgánicos, el nitrógeno está inmediatamente disponible. Sin embargo, en la mayoría de los fertilizantes orgánicos su disponibilidad es más lenta. El nitrógeno en la materia orgánica se libera de moléculas complejas, pero se debe convertir en iones de amonio y de nitrato para que las plantas puedan absorberlo. Este proceso es natural y ocurre porque en la mayoría de los sustratos se encuentra una cantidad de especies de bacterias y microbios que realizan esta actividad. Este proceso puede ser impredecible y verse afectado por factores que impactan la actividad de las poblaciones de bacterias y microbios. 

Niveles variados de nutrients

Otro motivo por el cual los fertilizantes orgánicos son más desafiantes de usar es que la cantidad de nitrógeno, fosfato y potasio que generalmente no están en proporción con respecto al otro, en la manera que se consideraría tradicionalmente correcta. Tradicionalmente, el nitrógeno y el potasio se encuentran en la misma proporción, mientras que el fosfato no debería ser más de la mitad de la cantidad de nitrógeno. A menudo, el crecimiento de la planta con algunas fuentes de nutrientes orgánicos se compara con el crecimiento de plantas fertilizadas con fertilizantes convencionales, a pesar de que las proporciones tradicionales no sean adecuadas.

Si los nutrientes orgánicos se agregan en partes por millón (ppm) de nitrógeno en el mismo nivel que en los fertilizantes convencionales, existe con frecuencia un potencial para que se presente un nivel alto de sal y de ácidos orgánicos que pueden dañar o interferir con el crecimiento de la planta.

Materiales orgánicos para incrementar nutrientes

Se pueden incorporar muchos materiales orgánicos a granel en el sustrato antes de la plantación para proporcionar nutrientes. El nivel efectivo de estos materiales depende del análisis de nutrientes, la cantidad agregada y las necesidades de la planta. Algunos de los materiales incluidos en los fertilizantes orgánicos previos a la plantación incluyen: Harina de sangre, harina de huesos, harina de pescado, harina de alfalfa, harina de semilla de algodón, harina de cangrejo, harina de plumas, guano de murciélago, harina de arena verde, harina de kelp, estiércol seco, guano de aves marinas, fosfato de roca, harina de soya, cenizas de madera y compost de gusanos.

El Instituto para la Revisión de Materiales Orgánicos (OMRI, por sus siglas en inglés) mantiene una amplia lista de estos materiales en su sitio web.  En la mayoría de los casos, es posible que sea necesario aplicar una solución de fertilizante orgánico “soluble” después de haber hecho la plantación para estimular el nivel de nutrientes disponibles de la planta. Aquí es donde los fertilizantes orgánicos líquidos, como la emulsión de pescado, cobran importancia.

Elementos importantes a tomar en cuenta

Cuando cambie a producción orgánica de cultivos y a un programa orgánico de fertilización, prepárese para manejar más exhaustivamente el programa de fertilización durante el curso del ciclo de producción. Cuando haga esto, hay algunas cosas que debe tomar en cuenta:

  • Considere la duración del ciclo de cultivo;
  • Si está usando un fertilizante orgánico previo a la plantación, infórmese sobre el CE de la mezcla modificada;
  • Mezcle y ajuste las aplicaciones de fertilizantes, formulaciones y nutrientes para satisfacer las necesidades de las plantas.

Recuerde que sin importar el fertilizante orgánico que elija, su programa de producción siempre debería incluir un plan de monitoreo integral de los niveles de pH, CE y nutrientes durante todo el ciclo de crecimiento de la planta.

Si tiene dudas, comuníquese con el representante de Servicios al Productor de Premier Tech o con su representante de Ventas regional:

CHEJ

Jose Chen Lopez
Servicios al productor

PRO-MIX® es una marca registrada de Premier Horticulture Ltd.

Artículos relacionados