Centro de formación

Atrás

Toxicidad de amonio

La mayoría de los fertilizantes contienen una o más de las siguientes formas de nitrógeno: nitrato, amonio o urea. Cada forma de nitrógeno influencia de manera diferente el crecimiento de las plantas, y la absorción de la planta afecta de forma importante el pH del sustrato. Los fertilizantes con una alta proporción de nitrógeno nítrico incrementarán el pH del sustrato a medida que la planta usa el fertilizante. También pueden reducir parcialmente el estiramiento de los tallos, reducir la expansión excesiva de hojas y hacer que la planta crezca más firme. Los fertilizantes con una alta proporción de amonio o urea pueden disminuir el pH del sustrato después de que el ácido producido por las raíces neutraliza la alcalinidad del agua y la caliza del sustrato. Los fertilizantes altos en amonio pueden producir un crecimiento más débil, una mayor expansión de hojas y pueden inducir un estiramiento menor de los tallos.

Causas de la toxicidad de amonio

A medida que la planta absorbe los nutrientes, estos se depositan en las células de las hojas antes de ser usados por la planta. Sin embargo, si los nutrientes de la planta no se usan de inmediato, pueden comenzar a acumularse en estas células. El nitrato puede almacenarse en altos niveles en las células de las plantas de manera segura, no obstante, la acumulación de amonio puede dañar las células de las plantas.

La toxicidad de amonio se produce cuando hay mucho amonio disponible en el sustrato para que la planta lo absorba. Normalmente, esto no es un problema cuando el sustrato se calienta por la actividad de bacterias nitrificantes ya que se encuentran comúnmente en los sustratos convertirán el amonio en nitrato. Durante el invierno, cuando la temperatura del sustrato desciende por debajo de los 13 – 15.5°C (55 - 60°F), la actividad de estas bacterias se disminuye en gran medida, por lo que poco amonio se convierte en nitrato. Además, existe una forma tóxica e intermediaria de nitrógeno llamada nitrito (NO2), que también se comienza a acumular en el sustrato debido al lento proceso de conversión. Es posible que el nitrito también contribuya a la toxicidad de amonio en las plantas.

Otros factores que disminuyen la actividad de las bacterias nitrificantes incluyen los bajos niveles de oxígeno en el sustrato por los secados lentos y el bajo pH del sustrato. Entre los cultivos que son más sensibles a la toxicidad de amonio se encuentran los cóleos, berenjenas, pensamientos, pimientos, tomates y zinias.

Toxicidad de amonio en una cheflera

Toxicidad de amonio en una cheflera. Fuente: Foliage Plant Diseases: Diagnosis and Control.

El crisantemo de la izquierda tiene síntomas de toxicidad de amonio

El crisantemo de la izquierda tiene síntomas de toxicidad de amonio, mientras que el de la derecha es normal. Observe la clorosis y las motas cafés cerca de los márgenes de la hoja. Fuente: Premier Tech.

Síntomas de la toxicidad de amonio

Los síntomas comienzan en las hojas más nuevas como clorosis entre las venas o estas hojas adquieren por completo un color verde amarillento. Con el tiempo, las manchas necróticas de las áreas cloróticas y los síntomas pueden progresar hacia abajo, al centro de la planta. Los bordes de las hojas se rizan hacia arriba o hacia abajo, las raíces crecen lento, y en algunos casos, las puntas de la raíz pueden morir.

Corregir la toxicidad de amonio

Primero, cambie su fertilizante por uno que proporcione poco o nada de nitrógeno amoniacal (como un 15-0-15) o un fertilizante con calcio y magnesio. En segundo lugar, aumente las temperaturas del invernadero para calentar el sustrato, de manera que las bacterias nitrificantes puedan convertir activamente el amonio en nitrato. Por último, evite mantener húmedo el sustrato, ya que esto también ralentiza la actividad de las bacterias nitrificantes. Dentro de los 7 a 10 días después de hacer estos ajustes, los síntomas de toxicidad de amonio no deberían seguir progresando.

Prevenir futuras toxicidades de amonio

Según lo indicado, es más probable que la toxicidad de amonio ocurra durante las condiciones de crecimiento frías del invierno. Es aconsejable que ajuste lo siguiente para minimizar la toxicidad de amonio, desde noviembre hasta mediados de marzo:

  • Use fertilizantes con un porcentaje combinado de amonio y urea menor al 40 %.
  • Si es posible, evite aplicar grandes cantidades de fertilizante, ya que esto reduce aún más la cantidad de amonio aplicado.
  • Mida el pH del sustrato periódicamente, ya que los fertilizantes bajos en amonio no son tan ácidos, por lo que el pH del sustrato podría aumentar.
  • Mantenga el pH del sustrato en el extremo superior de la cantidad normal para el crecimiento de cultivos (normalmente entre 6,0 y 6,5).
  • Asegúrese de que la temperatura del sustrato exceda los 15,5 °C (60°F) para estimular la conversión de amonio a nitrato, fortalecer el crecimiento activo de la raíz y ayudar en el secado del sustrato.
  • Reduzca la frecuencia de riego y aumente el flujo de aire para desplazar el aire húmedo estancado de la cobertura foliar de la planta.

Si tiene más preguntas sobre este u otros temas relacionados con sustratos, comuníquese con su representante de Servicios al Productor de Premier Tech.

Referencias:

  • Mattson, N. 2013.  Ammonium Toxicity: Avoid Getting Burned This Winter (Toxicidad de amonio: evite quemarse este invierno) GrowerTalks Vol. 77(10):36

PRO-MIX® es una marca registrada de Premier Horticulture Ltd.

Artículos relacionados