Centro de formación

Atrás

Seleccionando medidores de pH para pruebas internas

Todo productor reconoce la importancia del pH en el sustrato. El pH en el sustrato influencía la disponibilidad de nutrientes para las plantas, especialmente los micronutrientes. Entre más alto este el pH, ciertos nutrientes se vuelven menos disponibles para las plantas; como el hierro, manganeso, boro, cobre y zinc. En contraste, cuando el pH esta bajo, la disponibilidad de estos elementos es mayor. Ciertos indicadores de cultivo son importantes en la aparición de síntomas de desequilibrios de micronutrientes / pH – particularmente en calibrachoas y petunias cuando el pH del sustrato es alto, y en geranios cuando el pH es bajo. Por supuesto, la mejor manera que un productor puede manejar el pH es midiéndolo con un medidor de pH antes de que se vuelva problemático. Estos son algunos consejos para una buena selección del medidor de pH y sus cuidados.

Lo que debe evitar

Hay varios tipos de instrumentos y medidores de pH. Las tiras indicadoras, como el papel litmus, solo indican si esta abajo o arriba de cierto valor. El equipo para revisar el pH en albercas con múltiples indicadores, proporciona un rango aproximado del pH de la muestra.  Estos nos pueden dar una idea aproximada, pero son los menos exactos. Los medidores de pH baratos (<$30 USD) son unidades simples con electrodos de metal que se insertan en la zona de la raíz; sin embargo, estas unidades suelen dar lecturas falsas y poco confiables.

Opciones ideales

Los medidores profesionales de pH son los mejores y se venden en establecimientos de productos hortícolas. Hay cuatro tipos:

  1. Tipo pluma que puede ser colocado en la bolsa de la camisa. Su precisión es buena y su costo es genial variando entre los $100-250 USD.
  2. Unidades portátiles donde se le conecta un cable con un electrodo al dispositivo electrónico o “caja”. Su costo varía entre los $150-$500 USD.
  3. Otro tipo de medidor consiste en verter la solución a un vaso para su posterior lectura. Estas unidades son precisas, durables y su costo varía entre los $450-$900 USD.
  4. El último tipo es el de escritorio, este es el más preciso, pero no es portátil y su costo usualmente es mayor a los $1.200 USD.


Todos estos medidores tienen una gran precisión y sirven bien para monitorear el pH en el sustrato, agua y soluciones nutritivas.

DSC_0094.jpg

Fuente: shop.hannainst.com

Ajustándose a la opción ideal

Dentro del grupo de medidores de pH, la precisión es mejor si estos cuenta con calibración de dos puntos (esto significa que la calibración se hace en dos puntos diferentes) versus un punto de calibración. Evite sensores que no requieran calibración ya que sus valores reales se pierden rápidamente. Los medidores de pH con más de dos puntos de calibración usualmente cuentan con opciones de dos o tres puntos de calibración, como el pH 4,0 y 7,0 (son los más comunes) o pH de 10 como tercera opción.  Ya que la mayoría de las mediciones de pH recaen entre 4,0 y 7,0, tiene sentido calibrarlos con el pH de 4,0 y 7,0. Esto se realiza utilizando soluciones de calibración (tampón) que son fabricadas para tener un pH de 4,0 o 7,0. Hay que cerciorarse de tener estas soluciones tampón disponibles a la mano.

Cuidados del electrodo

Muchos de estos medidores tienen bulbos de vidrio que se hacen para ser colocados en la solución / sustrato que se desee examinar. Evite frotar el vidrio con superficies solidas o exponerlas a partículas abrasivas del sustrato. Cuando el medidor no se esté utilizando, el bulbo de vidrio necesita estar almacenado húmedo en una solución de almacenamiento o en una solución tampón con un pH de 4,0. No se almacene en agua de grifo o en agua destilada. Hay ciertos tipos de medidores de pluma y de electrodos de metal portátiles que son insertados en la zona de la raíz que no necesitan almacenarse húmedos. Los electrodos en estas unidades se necesitan limpiar dependiendo del uso que se le den. Para el cuidado del electrodo hay que seguir las instrucciones del fabricante. También, evite tocar los electrodos de metal ya que son sensibles a descargas electroestáticas.

Los electrodos de los medidores de pH tienen una vida útil de hasta dos años, esto depende de la frecuencia de su uso y del cuidado que se les den. Compre medidores en los cuales el electrodo pueda ser reemplazado.  Usted va a saber si el electrodo necesita ser reemplazado cuando el medidor ya no pueda llegar a la calibración en uno o en los dos puntos.

Consejos para el uso general del medidor

Sin importar el tipo de medidor, no lo almacene  en el invernadero donde la humedad puede interferir con sus señales eléctricas reduciendo su vida útil. Cada medidor debe de ser calibrado al menos una vez al día. Cuanto más frecuente un medidor es calibrado, más precisa será su medición.

Tener los valores de pH a la mano, le permitirá que haga ajustes importantes en las labores culturales del cultivo para prevenir los problemas antes de que ocurran y por consiguiente usted alcanzará los mejores resultados de producción.

PRO-MIX® es una marca registrada de Premier Horticulture Ltd.

Artículos relacionados