Centro de formación

Atrás

Prevención de trastornos nutricionales con la administración del pH

El manejo del pH de los sustratos en mesetas o recipientes puede ser un desafío. Un pH demasiado alto puede provocar que las plantas dispongan de ciertos micronutrientes en menos cantidad, lo que puede conducir a deficiencias. Si el pH es demasiado bajo, ciertos micronutrientes se pueden volver más solubles, lo que puede hacerlos tóxicos para las plantas. Es importante mantener el pH adecuado para asegurar que todos los nutrientes de las plantas estén disponibles de manera óptima.

Primero, debemos comprender qué es el pH. Cuando se mide el pH con un instrumento, el valor es la concentración de iones de hidrógeno que se encuentran en una solución y se expresa en una escala logarítmica. Cada unidad de pH corresponde a un factor multiplicativo de 10. Por lo tanto, un pH de 6,0 tiene 10 veces más iones de hidrógeno que un pH de 7,0.

Disponibilidad de nutrientes de acuerdo al pH del sustrato    

Como se puede ver en este cuadro, el pH afecta la disponibilidad de los nutrientes. La parte más gruesa de la barra representa la disponibilidad más alta del nutriente comparada con la parte más delgada de la barra, que expresa la más baja. A medida que el pH aumenta, algunos nutrientes se vuelven menos solubles y su disponibilidad disminuye. A la inversa, otros nutrientes se vuelven más disponibles a medida que el pH disminuye. Los cambios en el pH afectan la disponibilidad de los nutrientes, lo que a su vez puede provocar problemas de captación en la planta. Por ejemplo, la deficiencia de hierro provocará que las hojas formadas recientemente muestren una coloración amarillenta, esto puede ocurrir si el pH del sustrato es mayor al pH objetivo de 6,2 (consulte la figura a continuación). Si el pH no se corrige, se puede retrasar gravemente un cultivo entero y volverse vulnerable a las enfermedades y otros estreses.

Disponibilidad de nutrientes de acuerdo al pH del medio de cultivo

Los nutrientes que más afecta el pH

Con un pH sobre 6,0, los elementos tales como fósforo, hierro, boro, manganeso y zinc están menos disponibles para las plantas. El elemento manganeso casi no está disponible a un pH sobre 5,0. El magnesio es lo contrario y estará más disponible para las plantas a un pH más alto. El pH de los sustratos afecta muy poco a elementos como el nitrógeno y el potasio. Recuerde que las plantas necesitan un equilibrio adecuado de todos los nutrientes; por lo tanto, es importante mantener un pH óptimo de 5,5 a 6,0, de manera que las plantas puedan acceder a todos estos elementos.

Especies de plantas y pH para un crecimiento óptimo

Aún cuando el pH de los sustratos sea el adecuado para proporcionar la mejor disponibilidad de nutrientes, ciertas especies de plantas se desarrollan mejor en un intervalo de pH ligeramente diferente. Los diferentes grupos de plantas varían en su capacidad para absorber nutrientes y el pH puede determinar fuertemente su capacidad para usar los fertilizantes que se suministran.

  • Las plantas se pueden dividir en 3 grupos:Grupo de plantas del género geranio: Este grupo de plantas prefiere un pH de crecimiento de 6,0 a 6,6. Este grupo es más sensible a la toxicidad hierro-manganeso si el pH cae por debajo de 5,8.  Esto significa que estas plantas absorben demasiados nutrientes, lo que podría afectar el crecimiento de la planta.
  • Grupo de plantas del género petunia: Este grupo de plantas es propenso a la deficiencia de hierro, lo que significa que prefieren que el pH del sustrato sea más ácido, dentro del intervalo de 5,4 a 6,0. El pH más alto puede causar síntomas de deficiencia de hierro.
  • Grupo de plantas generales: Las plantas de este grupo crecen mejor en un pH de 5,8 a 6,2 y son menos propensas a la toxicidad o a la deficiencia de hierro. Esto cubre una gran cantidad de plantas como la balsamina, el tomate, la flor de Pascua, el crisantemo, etc.


Iron def - Calibrachoa

Deficiencia de hierro causada por un pH demasiado alto en los medios.


Con un monitoreo regular del pH, se pueden usar varias técnicas para corregir el pH del sustrato y mantenerlo dentro del intervalo correcto. Algunas medidas correctivas incluyen:

  • Use fertilizantes potencialmente ácidos o básicos para ajustar el pH del sustrato, dependiendo del cultivo.
  • Acidifique el agua de riego si la alcalinidad del agua es demasiado alta. (la alcalinidad alta provoca que el pH del sustrato se eleve).


Hay más información disponible sobre este tema en una publicación de William R. Argo y Paul Fisher.

  • Understanding pH Management For Container –Grown Crops (Comprensión de la administración del pH para cultivos en recipientes). Publicación Meister.

PRO-MIX® es una marca registrada de Premier Horticulture Ltd.

Artículos relacionados