Centro de formación

Atrás

La función del zinc en el cultivo de plantas

El zinc (Zn), uno de los micronutrientes esenciales para las plantas, les es necesario en pequeñas cantidades. El nivel normal de cinc en el tejido foliar es de 15-60 ppm, y en el sustrato, de 0,10-2,0 ppm. Ni la deficiencia ni la toxicidad de cinc ocurren con frecuencia; sin embargo, ambas repercuten negativamente en el desarrollo y la calidad de los cultivos. Ambas condiciones deben ser afrontadas antes de que el daño causado a los cultivos sea irreversible.

 

¿Para qué sirve el zinc?

El zinc o cinc activa las encimas responsables de la síntesis de ciertas proteínas. Es utilizado en la formación de clorofila y algunos carbohidratos, y en la conversión de almidones en azúcares; su presencia en el tejido foliar ayuda a las plantas a resistir las bajas temperaturas. Es fundamental en la formación de auxinas, mismas que coadyuvan a la regulación del desarrollo y a la elongación del tallo.

 

Deficiencia

como sucede con la mayoría de los micronutrientes, el cinc es inmóvil; es decir, los síntomas de deficiencia de este elemento se presentan en las hojas nuevas. Dichos síntomas varían en función de cada tipo de cultivo. Normalmente, se manifiestan como un patrón inconsistente de clorosis (a menudo intervenal) en las hojas nuevas; además, pueden presentarse manchas necróticas en las orillas o en las puntas de las hojas. Estas nuevas hojas son más pequeñas y con frecuencia están torcidas hacia arriba o deformes. Los entrenudos se acortan, dándole a la planta un aspecto de escarapela; el desarrollo de los botones es pobre, por lo que se el florecimiento y las ramificaciones se reducen.

La clorosis intervenal que afecta a este girasol mexicano es resultado de la deficiencia de zinc.

“La clorosis intervenal que afecta a este girasol mexicano es resultado de la deficiencia de zinc.

Toxicidad

Aunque es poco común, la toxicidad de cinc se presenta cuando sus niveles en el tejido exceden de 200 ppm. Los síntomas se manifiestan como menor tamaño en las hojas, clorosis en las hojas más nuevas, hojas con puntas necrosadas, retraso en el crecimiento de la planta y/o crecimiento radicular reducido. Con mayor frecuencia, el exceso de cinc en un sustrato compite con el fósforo, el hierro, el manganeso o el cobre para ser absorbido por la planta y provoca deficiencias de ellos en el tejido.

El zinc está más disponible para su absorción cuando el sustrato tiene un pH bajo; de manera que si esta toxicidad se presenta, es necesario medir los niveles de pH y de cinc en dicho sustrato. También pueden encontrarse altos niveles de este elemento en algunas fuentes de agua, así como cuando la misma entra en contacto con nuevas superficies de metal galvanizado. Antes de analizar el tejido, enjuague el follaje: ciertos fungicidas contienen cinc como ingrediente activo, lo cual incrementa los niveles que arrojan los resultados de las pruebas.

 

Donde se encuentra el zinc

El zinc se encuentra en la mayoría de los fertilizantes solubles en agua en niveles que deberían evitar su deficiencia, a menos que no se aplique el fertilizante. Pueden ser aplicados fertilizantes de un solo elemento, como sulfato de zinc, nitrato de zinc o de amonio, o zinc quelatado; sin embargo, lo mejor será utilizar uno completo en micronutrientes para evitar desequilibrios nutricionales que pudieran provocar deficiencias de los primeros.

 

Si tiene dudas, comuníquese con el representante de Servicios al Productor de Premier Tech Horticulture o con su representante de Ventas regional:

CHEJ

Jose Chen Lopez
Servicios al productor

PRO-MIX® es una marca registrada de Premier Horticulture Ltd.

Artículos relacionados