Centro de formación

Atrás

Enfermedades comunes de las raíces de los crisantemos

Los crisantemos son una de las flores de otoño por excelencia. Están disponibles en una amplia variedad de colores, formas y tamaños. Algunos son más adecuados para la producción de flores cortadas y otros lo son para plantaciones de exterior. En muchas partes del mundo, los crisantemos tienen significados culturales y espirituales especiales. También son parte importante de las celebraciones de ciertos días festivos o de conmemoración y pueden brindar diversos colores otoñales a un jardín o a una casa, ya que se adecuan a cualquier combinación de colores. Hay alrededor de 100 cultivares adecuados y ampliamente cultivados como plantas con flores en macetas. 

Además de toda la belleza que pueden ofrecer los crisantemos, también existe el riesgo potencial de enfermedades de las raíces y otros problemas de producción, como ocurre con cualquier cultivo de producción en invernadero. Saber cuáles son las enfermedades comunes de las raíces y sus síntomas puede ayudar a prevenir la pérdida y el daño a estas maravillosas plantas. Las enfermedades de las raíces más comunes diagnosticadas en la producción de crisantemos incluyen la putrefacción por Pythium, marchitamiento por Fusarium y añublo causado por Rhizoctonia.

 

Putrefacción de las raíces por Pythium 

Las Pythium spp. son agentes patógenos de mohos del agua que se ven favorecidas en condiciones de humedad y frío. Los mohos del agua producen esporas nadadoras que se mueven en el agua, que puede formar charcos bajo las macetas. El Pythium infecta las puntas de las raíces y luego coloniza el sistema de raíces, provocando daños y pérdidas. Las señales de una salud deficiente son raíces ennegrecidas o podridas. Como consecuencia, las plantas se marchitarán por falta de absorción de agua. Las raíces muertas no absorberán fertilizante y las sales altamente solubles en el sustrato se sumarán al problema.

 

Marchitamiento por Fusarium 

El hongo del Fusarium infecta las raíces de la planta y luego coloniza el tejido vascular interno. El colapso o la destrucción de estos sistemas de transporte de agua y nutrientes puede provocar la inanición de la parte superior de la planta. Se pueden ver manchas marrones de descomposición en la superficie externa de los tallos que, por lo general, aparecerán en una sola rama o planta joven antes de infectar al resto de la planta. El marchitamiento por Fusarium se presenta a menudo con una o más enfermedades transmitidas por la tierra o por el sustrato.

 

Añublo causado por Rhizoctonia 

La Rhizoctonia es un hongo que no produce esporas, sino que se desplaza a través del crecimiento de masas filiformes llamadas micelios. La infección inicial comienza en la superficie del sustrato y es responsable de la pudrición de la copa. La Rhizoctonia se presentará como áreas muertas de color marrón rojizo al nivel de la tierra y rodeará la planta. 

Un factor importante en la prevención de estas enfermedades de las raíces es escoger un sustrato que tenga las características químicas y físicas ideales para cultivar crisantemos. Este sustrato debe tener la combinación correcta de componentes físicos para permitir un buen drenaje y aireación, pero al mismo tiempo debe tener una buena capacidad de retención de humedad y nutrientes. El pH inicial del sustrato debe estar en el rango entre 5,8 y 6,4, con una conductividad eléctrica de menos de 1,2 (mmhos/cm).

Si tiene dudas, comuníquese con el representante de Servicios al Productor de Premier Tech Horticulture o con su representante de Ventas regional:

CHEJ

Jose Chen Lopez
Servicios al productor

PRO-MIX® es una marca registrada de Premier Horticulture Ltd.

Artículos relacionados