Centro de formación

Atrás

Cultivos difíciles: Vinca de Madagascar (Catharanthus roseus)

Introducción

Es una planta ornamental anual, originaria de Madagascar, es bastante difícil de cultivar respecto de otras plantas ya que requiere temperaturas más altas tanto en el aire (hasta 85ºF, 29ºC) como en el sustrato (no menos de 70ºF, 21ºC), mismo que debe ser de baja fertilidad y alta porosidad, humedad relativa alta y luz intensa. Los jardineros la eligen porque es relativamente tolerante a la sequía y responde adecuadamente en lugares secos y cálidos en pleno sol. Otro beneficio importante de esta planta es que florece durante todo el verano. Sus flores muestran gran variedad de colores: rojo, rojo oscuro, blanco, rosa, rosa claro y púrpura.

Vinca rosea

"Vinca rosea"

Clases de vinca

Por lo general hay tres clases de vinca: la rastrera (de 8 a 10 pulgadas), la enana (10 a 14 pulgadas) y la de bordillo (con hojas más grandes y de 14 a 20 pulgadas de altura). Esta publicación estará orientada hacia las últimas dos, mismas que cuentan con distintas variedades como las siguientes: Jams N’ Jellies, Titan, Pacifica XP, Mediterranean; Cooler, Heat Wave, Blue Pearl, Tropicana; Passion, Cora; etc.

 

Propagación por semilla*

Etapa 1: las semillas deben ser sembradas en sustratos libres de enfermedades y completamente saturados, deben encontrarse en la oscuridad (i.e., cubiertas con vermiculita) para germinar. El sustrato debe tener un pH de entre 5,5 y 5,8; CE de 0,5 a 0,75 dS/m; temperatura de 77ºF (25˚C) (±1˚F) y humedad relativa del 100%. Esta etapa dura hasta 7 días y termina con la emergencia de las radículas.

Etapa 2: se caracteriza por la aparición de tallos y cotiledones. El pH del sustrato debe continuar entre 5.5 y 5,8; su temperatura reducida a 76,5˚F (25˚C) (±1.5˚F) y la CE alrededor de 1 dS/m. El sustrato debe estar húmedo pero no mojado, y la humedad relativa reducida a 40%. Una vez expandidos los cotiledones, las plántulas pueden ser fertilizadas una vez por semana a razón de 50-75 ppm N con un fertilizante bajo en fósforo, (14-0-14, 17-5-17 ó 21-5-20). Compruebe que el fertilizante usado sea compatible con su agua. Esta etapa dura de 7 a 10 días; en ella se recomienda aplicar fungicidas para prevenir la aparición del Thielaviopsis y el Rhizoctonia.

Etapa 3: durante esta etapa, que dura de 15 a 24 días, se desarrollan las hojas verdaderas, las raíces llegan al borde de la plántula y los vástagos laterales inician su desarrollo. El pH del sustrato deberá encontrarse entre 5.8 y 6.2; su temperatura se mantendrá en 76,5˚F (25˚C) (±1,5˚F), y la CE será <1,5 dS/m. El sustrato seguirá estando húmedo pero no mojado, así se evitará causarle daño a la raíz e inducir una deficiencia de hierro. Como ha sido mencionado con anterioridad, la irrigación adecuada es decisiva: evítela por la tarde o noche, pues esta planta es susceptible de contraer enfermedades transmitidas por aire. Los fertilizantes deben ser compatibles con la calidad del agua. Nuestras fuentes sugieren alternar los fertilizantes como en 20-10-20 y 14-0-14, y aplicar una vez por semana a razón de 100-150 ppm N. En esta etapa pueden ser empleados los reguladores de crecimiento para controlar la altura; también se recomienda aplicar fungicida para prevenir la aparición del Thielaviopsis, Pythium, Phytophthora y Rhizoctonia.

Etapa 4: esta útlima etapa dura de 25 a 35 días. Tanto el pH del sustrato como la CE, la irrigación y la temperatura permanecen igual que en la etapa precedente. Nuestras fuentes sugieren fertilizar una vez por semana con 14-0-14 a razón de 100-150 ppm N (la finalidad es minimizar la aplicación de amonio y de fósforo). Monitorice el pH del sustrato porque puede aumentar rápidamente cuando se usa un fertilizante potencialmente básico. Los reguladores de crecimiento pueden usarse para controlar la altura, y aún se recomiendan las aplicaciones de fungicida para prevenir la aparición del Thielaviopsis, Pythium, Phytophthora y Rhizoctonia.

 

Acerca de las plántulas

Si usted no produce sus propias plántulas, sino que le son enviadas, es necesario efectuar una revisión de las raíces y de las hojas para saber si existen plagas y enfermedades. Las raíces deben ser blancas y onduladas y encontrarse por todo el sustrato. Trasplante las plántulas inmediatamente para evitarles estrés. Las raíces de la vinca son frágiles, no se recomienda manejar en exceso las plántulas; si aquéllas son dañadas será muy difícil que se recuperen por completo y serán más propensas a enfermedades.

Al transplantar, no lo haga a profundidad, la parte alta de las plántulas debe quedar al mismo nivel que la superficie del sustrato. El pH de este último debe encontrarse entre 5,4 y 6,2, y la CE entre 1,25 y 1,50 dS/m. Si se mantiene el pH mínimo recomendado, la absorción de hierro será mejor; además, esto ayudará a eliminar al Thielaviopsis. La vinca prefiere crecer en un ambiente sumamente cálido, razón por la cual representa dificultades para un sinfín de productores. Durante el día, la temperatura debe estar alrededor de los 82ºF (28˚C) (±2˚F) y, por la noche, de los 68˚F (20˚C) (±1˚F). Las temperaturas por debajo de los 64˚F (18˚C) pueden afectar el crecimiento de la planta y causar el amarilleamiento de las hojas. Por otra parte, las inferiores a los 60˚F (16˚C), si duran varios días, pueden retrasar el florecimiento. El desarrollo de la vinca es óptimo en pleno sol.

Después de un trasplante, es necesario irrigar a conciencia sin usar ningún tipo de fertilizante. Luego de una semana, comience una fertilización líquida constante a razón de 100-150 ppm N. El fertilizante empleado dependerá de la calidad del agua y deberá contener una proporción nitrógeno-potasio de 1:1. Algunas fuentes sugieren usar 20-10-20 de manera alternada con 15-0-15. Si es necesario, agregue sulfato de magnesio (Sales de Epsom) a su alimento potencialmente ácido a razón de 2-4 onzas/galón, o una vez al mes a razón de 16 onzas/100 galones. Evite aplicar fertilizante con índices de amonio de >25ppm, ya que inhibiría el crecimiento radicular; o de >20ppm de fósforo, que provocaría estiramiento en las plantas.

Irrigue por la mañana para que el agua que quede en las hojas se evapore por la tarde. Irrigar cuando la circulación del aire es débil y por la tarde propicia enfermedades: las hojas no alcanzan a secarse para el final el día. Permita que el sustrato de cultivo se seque entre una irrigación y otra (la superficie de un sustrato de turba de Sphagnum se volverá de castaño claro a bronceado antes de irrigar), pues la falta de oxígeno puede provocar estrés en las raíces y hacerlas susceptibles de contraer enfermedades. Si las plantas parecen necesitar agua por la tarde, lo mejor es esperar e irrigarlas al siguiente día por la mañana.

El tamaño de las plántulas es importante en lo que respecta al desarrollo y a la terminación del cultivo. Las plántulas más pequeñas necesitan más tiempo para madurar que las de mayor tamaño; lo cual se explica porque el sistema radicular de las primeras es más pequeño que el de las últimas. Tanto si las semillas son demasiado grandes como demasiado pequeñas, es difícil obtener plantas de buena calidad. Las plántulas pequeñas; es decir, las 512 y las 384, son recomendables para la producción en bandeja portamacetas, las 288 para la producción en maceta y las 72 para la producción en canastas colgantes.

 

Insectos y enfermedades

Los insectos que generalmente infestan las vincas son los pulgones, la arañuela roja, los trípidos y la mosca blanca. Para controlar debidamente estas plagas explore correctamente y mantenga la sanidad adecuada retirando las malas hierbas y poniendo en cuarentena las nuevas plantas del invernadero.

Las enfermedades pueden ser evitadas mediante el uso de bandejas y contenedores limpios, así como el de sustratos de alta porosidad con la correcta capacidad de drenaje; también deben crearse las condiciones necesarias para evitar el desarrollo de enfermedades: baja humedad, temperatura cálida en el sustrato y el aire, superficies de las plantas secas (particularmente por la noche) y permitir que el sustrato también se seque. Las enfermedades más comunes en la vinca son la podredumbre negra de la raíz (la más común en estas plantas, la provoca Thielaviopsis) y la podredumbre de las plántulas (causada por Rhizoctonia, Pythium y Phytophthora). Las vincas sometidas a estrés (por sobreirrigación, CE alta, bajas temperaturas, pH inadecuado; etc.) tienen mayor probabilidad de ser atacadas. Los síntomas de dichos ataques son:

Vinca infestada de Thielaviopsis

"Vinca infestada de Thielaviopsis"

 

  • Thielaviopsis: las plantas tienen aspecto raquítico, padecen de clorosis intervenal como cuando hay deficiencia de hierro. Las raíces se ven negras debido a las esporas negras que habitan en ellas. Las raíces son más propensas a la podredumbre negra si están expuestas a alta CE, pH alto (>5,5) y bajas temperaturas.
  • Rhizoctonia: las vincas se vuelven amarillas y caen o se rompen a la altura de la base del tallo. Las raíces muestran lesiones de color castaño, mismas que obstaculizan la absorción de agua; las hojas se tornan amarillas y la planta muere repentinamente.
  • Pythium: las raíces toman un color de bronceado a castaño comenzando por la punta hasta llegar a la base. Las plantas sufren porque se reduce la absorción de agua y se marchitan; en el peor de los casos, mueren. Pythium es un moho acuático que se desarrolla en los sustratos saturados. Ataca fácilmente a las plantas sometidas a estrés por alta CE y temperaturas extremas de los sustratos.
  • Phytophthora: Los síntomas parecen ser similares a los correspondientes a enfermedades radiculares de orígenes distintos: las raíces se vuelven de color castaño oscuro. Phytophtora también es un moho acuático que se desarrolla en sustratos húmedos. Igualmente puede atacar a las vincas sobre la superficie del suelo. Se manifiesta como lesiones de color castaño en el tallo; la parte superior se marchita y muere.

 

Importante

Las vincas responden mejor a: alta humedad relativa, luz intensa, sustratos no saturados y porosos y fertilización inicial baja. Recuerde irrigar temprano de día para que el follaje seque antes de que termine la tarde, así como permitir que le sustrato se seque entre una irrigación y otra. Monitoree al sustrato y evite que el pH y la CE sean altos.

 

Si tiene dudas, comuníquese con el representante de Servicios al Productor de Premier Tech Horticulture o con su representante de Ventas regional:

CHEJ

Jose Chen Lopez
Servicios al productor

Nota: las recomendaciones sobre fertilización proporcionadas en esta publicación no necesariamente están respaldadas por Premier Tech Horticulture. Posiblemente algunas no funcionen con sus cultivos, lo cual dependerá de la alcalinidad y de los nutrientes aportados por el agua. Se sugiere hacer un análisis de ésta y dar a conocer los resultados a su fabricante de fertilizante para saber cuál será el producto más adecuado para sus vincas.

PRO-MIX® es una marca registrada de Premier Horticulture Ltd.

Artículos relacionados