Centro de formación

Atrás

Control de algas en sustratos

Es común para la mayoría de los horticultores encontrar “musgo verde” creciendo en la superficie del sustrato. Este musgo está compuesto principalmente de algas de color azul verdoso o verdes. Para que crezcan las algas estas necesitan agua, luz y nutrientes fertilizantes, al igual que las plantas. Es por esto que las algas son tan comunes en invernaderos y otras áreas en donde se cultivan plantas, especialmente si se cultivan con nebulizadores o en temperaturas frías.

Fuentes de algas

Las células y esporas de algas se encuentran en todas partes. El agua de riego es la fuente más común, especialmente si proviene de un estanque o un pozo poco profundo. Las tuberías de agua también pueden tener una acumulación considerable de biopelícula en sus paredes interiores, la cual está compuesta en su mayoría por algas. Si una fuente de agua tiene altos niveles de algas, en muchos casos habrá algas creciendo en las aceras, paredes y bancos que estén en contacto frecuente con el agua. Entre otras fuentes, se encuentra el polvo que proviene de la tierra del exterior que vuela hacia el invernadero y, finalmente, ingresa al medio de cultivo, el cual se “contamina” con las esporas de las algas.

el crecimiento de algas en los vidrios del invernadero.

La nebulización continua crea las condiciones ideales para el crecimiento de algas en los vidrios del invernadero. Fuente: Premier Tech 

Advertencias acerca de las algas

Las algas no dañan las plantas; sin embargo, pueden desacelerar los intercambios de gases hacia dentro y hacia afuera del sustrato, lo que puede desacelerar a su vez el crecimiento de las raíces. Además, las algas atraen mosquitos y moscas de la orilla, las cuales se alimentan no solo de algas y otros hongos que estén en el sustrato, sino también de las raíces de la planta, con lo que potencialmente transfieren agentes patógenos a la planta a través de sus piezas bucales. Los pasillos se pueden volver resbaladizos y bastante peligrosos debido al crecimiento de las algas. Los vidrios del invernadero pueden presentar crecimiento de algas en ellos si están continuamente húmedos y, por lo tanto, restringirán la transmisión de luz y afectarán la calidad del crecimiento del cultivo.

Crecimiento de algas en la superficie del sustrato

El crecimiento de las algas comienza como un leve enverdecimiento de la superficie del sustrato. Con el tiempo, la capa verde de algas crece y se vuelve más gruesa, y finalmente se torna de color negro. Ya que esto hace que la superficie del sustrato parezca húmeda, el horticultor limita el riego, la capa de algas se seca, se enrolla desde el borde del recipiente y forma una capa impermeable. Es posible que se deba quebrar esta capa para que el agua ingrese al sustrato.

Algas en crecimiento en la superficie de un medio de cultivo.

Algas en crecimiento en la superficie del sustrato.

 

Una vez que la superficie del medio de cultivo se ha secado

Una vez que la superficie del sustrato se ha secado, la capa de algas muere y se enrolla desde los bordes para formar una capa impermeable.

Control de las algas en la superficie de un sustrato

Para controlar el crecimiento de algas en la superficie de un medio de cultivo o en otras áreas del invernadero, comience observando la fuente de agua. Si está en las tuberías de agua, deberá limpiarlas y mantenerlas limpias con alguno de los siguientes procedimientos: dióxido de cloro, ionización de cobre, dióxido de hidrógeno, etc. El agua que proviene de estanques o pozos poco profundos puede tener grandes cargas de algas, lo que requerirá que el agua se filtre y se trate de la misma manera.

Si las fuentes de agua están limpias, recuerde que las algas pueden provenir de cualquier lugar, por lo que es asunto de utilizar controles simples de cultivo para minimizar el crecimiento de las algas. Como se indicó anteriormente, las algas necesitan luz, nutrientes (fertilizantes) y agua para crecer, al igual que las plantas.

No se debe restringir la luz ni el fertilizante, ya que esto puede tener un impacto negativo en el crecimiento de las plantas; sin embargo, en muchas operaciones de cultivo se puede limitar el agua para reducir el crecimiento de algas. Las algas necesitan condiciones de húmedas a mojadas para crecer, por lo que debe permitir que la superficie del sustrato se seque entre riegos. La superficie de un sustrato con base de turba debe volverse de marrón claro a cafe, ya que esto indica que se ha secado hasta un punto en donde creará un ambiente acogedor para las algas.

Entre otros consejos útiles, se encuentra el aumento del flujo de aire dentro del invernadero para estimular un secado más rápido de la superficie del sustrato. El aumento de las temperaturas del aire también tendrá el mismo efecto. Considere el uso de un medio de cultivo de alta porosidad, como PRO-MIX® HP MYCORRHIZAE™, o con base de turba o corteza con baja capacidad de retención de agua, como PRO-MIX® BRK* MYCORRHIZAE™, ya que se secará naturalmente y más rápido.

*PRO-MIX® BRK no está disponible en Latinoamérica.

Desafortunadamente, incluso con buenos controles de cultivo, clima fresco, nublado en primavera y otoño dificulta que el secado del sustrato sea lo suficientemente rápido como para eliminar el crecimiento de algas. Los controles químicos son muy útiles; sin embargo, debe leer la etiqueta para asegurarse que el producto se pueda aplicar en el sustrato. Además, pregúntele a otros horticultores, especialistas de extensión o representantes del distribuidor para saber qué tan bien les han funcionado estos productos.

Para obtener más información acerca del control de las algas en la superficie de un sustrato, comuníquese con el representante de Servicios al Productor de Premier Tech o con su representante de Ventas regional:

CHEJ

Jose Chen Lopez
Servicios al productor

PRO-MIX® es una marca registrada de Premier Horticulture Ltd.

Artículos relacionados