Centro de formación

Atrás

Comprensión de los resultados de los análisis de laboratorio

Las pruebas de laboratorio no solo son importantes para diagnosticar problemas, sino que también para identificar los problemas potenciales. Estas pruebas pueden servir de guía para mostrar las medidas correctivas necesarias para corregir o prevenir problemas nutricionales. Las pruebas de laboratorio que se discutirán se refieren al agua, al sustrato, al tejido de las plantas y a la solución de fertilizante.

Prueba al agua

La primera meta de la prueba al agua es determinar la alcalinidad, que es el contenido de caliza en el agua. Mientras más alta la alcalinidad, más rápido se eleva el pH del sustrato. Esto es útil para determinar qué fertilizante usar con su agua (porque el fertilizante se puede usar para compensar el aumento de pH en el sustrato debido a la alcalinidad) y si se requiere la inyección de ácido.

Luego, mire los elementos en el agua. Hay elementos necesarios para las plantas que no siempre se encuentran en el fertilizante, pero pueden estar contenidos en agua. Estos elementos y los niveles mínimos requeridos por las plantas incluyen el calcio (40 ppm), el magnesio (25 ppm) y el sulfato (60 ppm). Si el fertilizante más el agua carecen de estos elementos, entonces necesita agregarlos en forma de fertilizantes cal-mag, sales de Epsom, etc. El agua también puede incluir otros elementos beneficiosos tales como los macro y micronutrientes, pero generalmente se encuentran en bajas cantidades y debe suministrarlos el fertilizante.

También hay elementos indeseados en el agua tales como sodio, cloro, fluoruro e incluso boro, que no deben superar los 50, 70, 1 y 0,5 ppm, respectivamente. Si uno o más exceden estas cantidades, podría conducir a sales altas, desequilibrios nutricionales y problemas de crecimiento. Es posible que necesite lixiviar frecuentemente el sustrato y, si las sales o los elementos individuales están en exceso, el agua puede requerir de osmosis inversa.

Lo último es la conductividad eléctrica (C.E.) o las sales solubles en agua. Algunas fuentes de agua tienen niveles altos de muchos elementos, lo que crea una alta C.E. Si la C.E. del agua supera los 0,8 mmh/cm, entonces esto, sumado a la C.E. del fertilizante y el ácido inyectado, pueden provocar que las sales se acumulen en el sustrato. Se requerirá de filtrados frecuentes y, si hay un exceso de sales en el agua, es posible que se necesite de osmosis inversa.

Pruebas al sustrato

Los primeros parámetros a observar son el pH y la C.E. El pH debería estar entre 5,5 y 6,2, para las petunias y las calibrachoas es preferible el extremo inferior del intervalo y para los geranios y caléndulases preferible el extremo superior. Si el pH es alto para el cultivo, entonces use un fertilizante con una acidez potencial más alta o puede que necesite una inyección de ácido. Si el pH es bajo, entonces cambie a un fertilizante potencialmente básico o es posible que requiera la aplicación de caliza líquida.

La C.E., que se mide para las sales de los fertilizantes, el agua, las cargas de fertilizante de arranque y los ácidos, debería estar entre 1,0 y 2,5 mmhos/cm (método de extracción de medio saturado). El extremo inferior es ideal para las plantas jóvenes y el extremo más alto, para las plantas que fertilizaciones más fuertes como las petunias. Si la C.E. es baja, la proporción de aplicación del fertilizante es insuficiente. Si es alta, determine la fuente y lixivie el sustrato. Si el exceso de sal proviene del fertilizante, reduzca la proporción de aplicación o confirme que la solución madre esté correctamente mezclada. Si provienen del agua, es posible que sea necesario tomar otras medidas.

Luego, revise los niveles de nutrientes individuales. Si los niveles de nutrientes individuales están bajos, esto puede conducir a deficiencias y si uno o más niveles están altos esto puede conducir a toxicidades o deficiencias de otros elementos. Si un macronutriente está demasiado bajo o demasiado alto, necesita ajustar la cantidad de fertilizante. Si un micronutriente está demasiado bajo o demasiado alto, aplica lo mismo, pero el pH del sustrato también tiene un rol. Con excepción del molibdeno, si el pH del sustrato es alto, no se dispone de micronutrientes y si es bajo, se dispone de micronutrientes en demasiada cantidad.

Prueba de tejidos

Esta prueba muestra el nivel de todos los nutrientes del tejido. Sin embargo, les toma tiempo desarrollarse, por lo que la prueba de tejidos indica el nivel nutricional de la planta de hace 1 o 2 semanas atrás. Esto, junto con un análisis de medios proporciona información nutricional desde dos puntos diferentes a la vez. Si el tejido y los análisis de medios no muestran las mismas tendencias, entonces algo ha cambiado en el programa de fertilidad desde que el tejido se desarrolló hasta que se recogió la muestra de medios. Por ejemplo, si el sustrato tiene niveles normales de nutrientes, pero el tejido tiene deficiencias de macronutrientes, significa que el cultivo no se fertilizó lo suficiente en el pasado, pero que la cantidad del fertilizante se ha corregido. Si el nivel de un nutriente en el tejido es demasiado alto o demasiado bajo se puede deber a la proporción de aplicación del fertilizante, al pH del sustrato (en el caso de los micronutrientes) o a un desequilibrio de los nutrientes suministrados al cultivo. Por ejemplo, si se produce deficiencia de calcio, pero los niveles de magnesio están altos, puede notar que la relación ideal de calcio:magnesio en el sustrato que es entre 2:1 y 4:1, está en 1:1. Por lo tanto, es posible que una proporción alta de magnesio provoque una deficiencia de calcio.

La mejor manera de identificar un problema en el que hay plantas anormales y normales en el mismo cultivar, que se plantaron al mismo tiempo, es comparar el sustrato y el tejido. Esto mostrará fácilmente las diferencias que pueden entregar la respuesta al crecimiento anormal. No es raro que las pruebas aplicadas solo a las plantas anormales no muestren ningún problema significativo y, así, se pase por alto la causa del problema.

Prueba de la solución de fertilizante

A menudo se usa para verificar que la proporción de aplicación del fertilizante sea precisa y que los niveles de nutrientes que proporciona el fertilizante correspondan con el análisis del envase.

PRO-MIX® es una marca registrada de Premier Horticulture Ltd.

Artículos relacionados