Centro de formación

Atrás

Ahora es el momento de analizar su agua

Ahora es el momento de analizar su agua

El riego en los invernaderos puede ser un gran desafío para algunos productores, ya que el suministro de agua y su calidad pueden afectar considerablemente el éxito de un cultivo. Sin embargo, el análisis regular del agua no es siempre una práctica común en muchos invernaderos. Tomando en cuenta que el agua puede provenir de muchas fuentes durante el transcurso del año, la calidad puede variar. El agua proporcionada por las municipalidades, estanques o pozos puede tener una química variable a lo largo del año: después de que la nieve se derrite, durante la sequía estival o después de lluvias intensas. ¿Porqué es importante esto? La calidad del agua puede impactar el pH del sustrato a causa de la alta o baja alcalinidad del agua. Por lo tanto, un programa periódico de muestreo y análisis del agua, mantendrán un registro de los minerales o nutrientes presentes en el agua y de cuáles pueden afectar al pH del sustrato y a la disponibilidad de nutrientes para las plantas.


¿Qué es lo más importante que hay que buscar en un análisis de agua?

1- Alcalinidad y pH del agua:
El agua contiene carbonatos y bicarbonatos que son medidos como alcalinidad del agua, lo que afecta al pH del sustrato. Los carbonatos y bicarbonatos están vinculados al calcio, magnesio, sodio y otros iones disueltos en el agua de riego. La alcalinidad se expresa en ppm (partes por millón) de carbonato de calcio (CaCO3) y con el tiempo, afecta al pH del sustrato. El pH de la fuente del agua es irrelevante y no tiene impacto en el pH del sustrato a lo largo del tiempo. Sin embargo, es importante monitorear el pH, ya que afecta la solubilidad de los fertilizantes y de otros productos químicos utilizados.

Cuando la alcalinidad del agua es alta, el sustrato recibirá una gran cantidad de carbonatos y bicarbonatos, como si se le agregara caliza, y esto causará que el pH del sustrato ascienda. Si no se toman medidas correctivas para reducir la alcalinidad, el pH del sustrato se elevará. Esto puede provocar problemas de disponibilidad de nutrientes, en especial de hierro y manganeso, que son menos solubles en un sustrato con un pH superior a 6. Las hojas nuevas de las plantas son las más propensas a la deficiencia de hierro y mostrarán una coloración amarillenta.

La baja alcalinidad del agua también puede ser un problema y necesita ser monitoreada con regularidad. Como medida correctiva, algunos fertilizantes con potencial básico (como los fertilizantes de nitrato) proporcionan ingredientes que elevan el pH. Sin embargo, si la alcalinidad es muy baja, puede que estos fertilizantes no sean adecuados para corregir el pH y de esta manera, el pH del sustrato será muy ácido. La caliza soluble es una buena medida correctiva si el pH del sustrato se encuentra media unidad por debajo del intervalo ideal.

2- Minerales y conductividad eléctrica:
La conductividad eléctrica (CE) le estima el contenido total de sales en el agua y es útil para escoger los fertilizantes correctos. Las pruebas de CE y pH pueden ser realizadas por laboratorios comerciales o se pueden medir de forma periódica con aparatos medidores de pH portátiles en su invernadero. Si usa un equipo portátil, debe recordar calibrarlo antes de cada uso para asegurar que sus mediciones sean precisas.

Reciclaje del agua

Muchos invernaderos tienen restricciones medioambientales que los obligan a limitar la cantidad de agua que pueden utilizar, por lo que el agua es a menudo recolectada y reciclada. En este caso, las pruebas de agua se deben hacer de manera frecuente y la limpieza del agua se vuelve un problema ya que microbios dañinos como el pythium persistirán si no se usan métodos de desinfección apropiados. Las fuentes de agua deben de ser analizar para determinar la química del agua y ver si hay algas, residuos de pesticidas y agentes patógenos humanos o de plantas. La mayoría de los sistemas de reciclaje tienen filtros que retiran partículas grandes. Los equipos de desinfección que utilizan rayos UV, ionización de cobre u ozono se pueden usar para controlar los agentes patógenos.

Cómo entender los resultados del análisis del agua y qué buscar

A continuación, vea un análisis de agua típico de un invernadero. Como puede ver, no todos los resultados de laboratorio proporcionan información relacionada con los niveles de nutrientes o de alcalinidad que necesitan ser corregidos.

Consejos útiles:

  • CE > 0,8 mmhos/cm
  • La alcalinidad es alta cuando es mayor a 150 ppm (CaCO3). Para corregir esto, utilice fertilizantes potencialmente ácidos o inyecte ácido en el agua para reducir la alcalinidad hasta un intervalo deseado. La alcalinidad menor que 40 ppm (CaCO3) es baja, por lo que debe usar fertilizantes con poco o sin nitrógeno amoniacal. Otra opción es pedirle a su fabricante de sustratos que incremente la capacidad tampon con caliza.
  • Calcio > 40 ppm. Si no es así, el calcio será deficiente. Para corregir esto, utilice fertilizantes con calcio si es que el agua tiene una alcalinidad baja.
  • Magnesio > 20 ppm. Si no es así, utilice sales de Epsom o fertilizantes con magnesio.
  • Sulfato > 75 ppm
  • Boro < 0,5 ppm
  • Cloro < 50 ppm
  • Sodio < 50 ppm


Ejemplo de un análisis del agua

 

Para obtener más información sobre cómo controlar la alcalinidad del agua, consulte la siguiente liga para acceder a una calculadora que evalúa la cantidad de ácido necesario para corregir la alta alcalinidad:

http://extension.unh.edu/Agric/AGGHFL/alk_calc.cfm

PRO-MIX® es una marca registrada de Premier Horticulture Ltd.